Las FF.AA. no se mandan solas

Señor Director:

 

En relación con la columna de Luis Cordero Vega, publicada el 3 de diciembre en La Segunda, bajo el título “Un Estado dentro del Estado”, cabría comentar que las FF.AA. no se mandan solas, pues están sometidas al ordenamiento jurídico y están subordinadas al Presidente de la República, quien dispone los nombramientos, ascensos y retiros de los oficiales y de los comandantes en jefe; están sometidas a inspecciones por parte de la Contraloría General de la República; el uso de los fondos de la Ley Reservada del Cobre está absolutamente controlado por los ministerios de Defensa y de Hacienda, etc.

Tales  controles no impiden que sean burlados por algunos de sus miembros, cometiendo delitos que deben ser castigados con la mayor severidad posible, puesto que dañan el prestigio y la confianza de la ciudadanía en instituciones fundamentales de la República, las que debemos cuidar y respetar; por cuanto, por la naturaleza de sus funciones, tienen una permanente y significativa participación en la vida nacional.

Por otra parte, me parece inadecuada la expresión “poder civil”, por cuanto este no existe. Lo que existe es el “poder político”, el que puede ser ejercido por civiles o por militares, como ha ocurrido en numerosas ocasiones en nuestra historia.

 

Atentamente le saluda.

 

                                 Adolfo Paúl Latorre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *